Linea de credito

Conoce Los Beneficios De Una Línea De Crédito

El ritmo de vida actual no es igual al de hace 10 años, la actividad humana en pos del progreso ha aumentado exponencialmente. Las líneas de crédito son un producto esencial para socavar las vicisitudes que se presentes en estos tiempos turbulentos en los que la sobrepoblación y la masividad del mercado saturan al consumidor, así que saber administrar las finanzas es un reto imponente para muchos.

La banca está en constante evolución a cada segundo para brindar un servicio que englobe a la mayor cantidad de usuarios posible sin que su red se desestabilice, de esto no escapa nadie. Para poder movernos financieramente necesitamos conocer la naturaleza actual y cambiante de nuestra banca de confianza, solo así podemos conocer los beneficios de los cuales podemos gozar y sacar algún provecho.

La línea de crédito es un producto otorgado por instituciones financieras en las que, aunque exista un límite, puede llegar a ser bastante amplio y estar adecuado a las necesidades particulares del individuo que la solicita.

¿Qué Diferencia A Una Línea De Crédito De Un Préstamo?

linea de creditoAmbos tipos de financiamiento son otorgados por instituciones financieras para generar intereses y que la cantidad dispuesta sea devuelta a la institución en un plazo determinado.

Los préstamos son un contrato en el que la entidad financiera otorga una cantidad de dinero específica que genera unos intereses y debe ser devuelta en un plazo determinado. En cambio, una línea de crédito es una cantidad de dinero que se pone a disposición del individuo particular quien decide cuánto y cuándo gastará.

Mientras que en el préstamo el dinero es entregado al deudor al inicio del contrato, en la línea de crédito el dinero se pone a disposición del deudor. Quizás el deudor decida gastar menos dinero del que está dispuesto para él y sólo la cantidad utilizada por él es la que generará intereses que deba cancelar a la entidad crediticia.

Las líneas de crédito y los préstamos deben cancelarse en un determinado lapso de tiempo, pero mientras que el dinero de la línea de crédito está disponible en el lapso acordado, en un préstamo es entregado al inicio y es sólo ahí que estará disponible.

¿Por Qué Escoger Líneas De Crédito?

Las líneas de crédito son ideales para aquellos que no tiene un plan de gastos específicos o quienes necesitan un garante de dinero para ciertas eventualidades. Generalmente, son otorgadas como una comodidad. En vez de tener que pagar una cantidad de dinero que no tienes claro todavía cómo puedes utilizarlo, la línea de crédito viene a salvar el día permitiendo que la empresa o un individuo pueda saldar sus pagos con prontitud sin necesidad de pedir un préstamo cada vez que deba realizar esos pagos.

Las líneas de crédito son una cómoda alternativa para las empresas e individuos que saben que necesitarán dinero en el futuro pero que sus ingresos no cumplirán los plazos que los pagos requieren. Si los préstamos son una buena opción para obtener una cantidad de dinero, la línea de crédito está disponible cuando esa cantidad no está muy bien definida todavía.

Cuando el deudor requiere de una elevada suma de dinero y no es factible la pronta devolución a la entidad financiera, se pide un préstamo. Si la empresa o el individuo consideran que el pago de este crédito puede ser saldado pronto después de adquirirlo, es recomendable que escoja una línea de crédito y así tener siempre la comodidad de contar con dinero disponible, aunque los pagos al deudor no hayan sido hechos.

¿Cuánto Se Puede Pedir A Préstamo Con Las Líneas De Crédito?

Depende de lo acordado con tu entidad financiera.

Si bien con un préstamo tienes la facilidad de solicitar una cantidad determinada, con una línea de crédito puedes mover dinero hasta el límite que tu institución financiera te lo permita. Si, por ejemplo, con un préstamo pediste $2.000 y eso es exactamente lo que te es otorgado y por lo que debes pagar intereses en el tiempo acordado, con una línea de crédito puedes acordar tener un límite de hasta $10.000 pero sólo tomar de ahí, cuando lo llegues a necesitar, $1.532 para cumplir con algún pago.

El ejemplo arriba expuesto ilustra que con las líneas de crédito acuerdas con tu institución financiera el límite de esa línea, aunque sólo gastes menos de ella cada vez. Las tasas de interés se aplican a la cantidad que se ha tomado del límite y no al límite como tal.

¿Qué Requerimientos Debes Cumplir Para Poder Solicitar Una Línea De Crédito?

Varían de institución a institución, pero algunas cosas tienen en común. Las líneas de crédito siempre tienen un límite de tiempo más amplio que los préstamos. La cantidad de dinero solicitada puede ser utilizada en un lapso de tiempo que sea acordado con la entidad de financiamiento.

Lo más importante que debe tomarse en cuenta es la solvencia disponible en la entidad crediticia. Una buena imagen por parte de la empresa o individuo es crucial para el otorgamiento de las líneas de crédito. Los pagos puntuales y el cumplimiento de todos los requisitos son indispensables para cualquier entidad bancaria que esté evaluando otorgarla.

¿Se Puede Pedir Una Línea De Crédito En Línea?

Sí. Muchas entidades financieras ofrecen el servicio de línea de crédito mediante una solicitud por internet. Cuando se es cliente de esa entidad y se tiene historia de pagos puntuales y/o no se poseen deudas descomunales, es muy probable que las entidades bancarias que ofrezcan estos servicios o productos se inclinen por otorgarle una línea de crédito y así satisfacer sus necesidades financieras.

Este servicio o producto goza de gran popularidad, así que muchas instituciones financieras han optado por ofrecerlo de esta forma, lo que causa mucha satisfacción en sus clientes debido a la rapidez y facilidad con que esta transacción se realiza.

Evalúa tus opciones y si consideras que tus pagos pueden ser hechos rápidamente, pide una línea de crédito a tu entidad bancaria ya. Este producto puede ser de mucha ayuda a la hora de realizar pagos y/o resolver finanzas en cortos períodos de tiempo. Solicítala en tu entidad financiera más cercana o aquella que sea de tu confianza.