Préstamos sin nomina

Qué son exactamente los préstamos sin nómina

Normalmente se trata de minicréditos sin nómina que permiten afrontar una situación económica urgente de no demasiada cuantía sin necesidad de presentar un contrato laboral. Por ejemplo, se nos estropea el automóvil y estamos en paro. En esa situación, intentar solicitar un crédito rápido sin nómina en una entidad crediticia tradicional no serviría de nada. Además, en la coyuntura económica actual muchas personas trabajan intermitentemente como autónomos, lo cual complica aún más reunir los requisitos exigidos por una entidad bancaria tradicional.

Por qué es útil un crédito rápido sin nómina

Los préstamos sin nómina son una solución especialmente eficaz cuando ocurre algún imprevisto en un momento económico desafortunado, como una situación de desempleo temporal. Pueden servir para salir adelante, aunque se acumulen los gastos como los producidos por las necesidades educativas de nuestros hijos, la necesidad imperiosa de arreglar el vehículo familiar o de hacer una reparación en la vivienda. Normalmente, las entidades que ofrecen estos productos financieros resuelven la solicitud con gran celeridad, de forma que, si lo necesitamos para hacer frente a alguna factura, no se acumulen además intereses de demora.

Cómo conseguir un préstamo sin nómina

préstamos sin nominaEn este caso, toda la búsqueda debe centrarse en Internet, ya que muy pocas instituciones de crédito tradicionales ofertan este tipo de créditos. En pocos minutos encontrarás en la red los préstamos rápidos sin nómina. Después de comparar y mirar algunas referencias y opiniones de usuarios, entra en la entidad que te ofrezca más garantías y empieza a tramitar tu solicitud. El primer paso es cumplimentar un formulario con los datos personales y lo que deseas solicitar, junto con el número de cuenta en el que quieres recibir el dinero. En un plazo muy breve te confirmarán la concesión y recibirás tu transferencia.

Ten en cuenta que, en préstamos online sin nómina, toda la documentación que te soliciten se presenta simplemente escaneando los originales y enviándolos por Internet, sin necesidad de desplazarte a ninguna oficina física. Por supuesto, se da por sentado que eres mayor de 18 años y dispones de una cuenta bancaria o una tarjeta de débito donde hacer efectivo el crédito.

Razones esgrimidas por la banca tradicional para rechazar la solicitud de préstamos sin nómina

Los bancos de toda la vida son especialistas en decir que no si no ven una ganancia segura y que, además, no les suponga mucho trabajo. Por ese motivo, los préstamos sin nómina no son sus favoritos precisamente. Para ellos, el no contar con una nómina que acredite perfectamente nuestros ingresos es un no rotundo a la concesión incluso de minicréditos sin nómina. Esto se convierte en un verdadero hándicap en un mundo que se dirige sin prisa, pero sin pausa, hacia un sistema de gig economy, en la que se imponen los autónomos con diversos trabajos intermitentes para muy clientes muy variados, alternando temporadas de productividad muy alta con periodos donde el trabajo es más escaso.

Otro motivo por el que los bancos rechazan las solicitudes de minicréditos sin nómina es que normalmente los consumidores somos mucho más serios de lo que ellos creen, y simplemente deseamos solicitar el dinero que necesitamos. Si el imprevisto es únicamente de 250 euros, no queremos un préstamo por una cantidad mayor. Pero el papeleo de los bancos significa que, o te cobran una comisión de apertura desmesurada para conceder minicréditos sin nómina, o no les sale a cuenta concederlo, ya que actualmente los tipos de interés están muy bajos.

Además, y precisamente por la cantidad de burocracia que generan, incluso en el caso de que te lo concedieran probablemente llegarían tarde, ya que los plazos son mucho más amplios en los bancos, mientras que las financieras online te pueden conceder un crédito online sin nómina en treinta minutos si la cantidad es pequeña.

Precauciones que se deben tomar al solicitar préstamos online sin nómina

Una vez tomada la decisión de solicitar un crédito rápido sin nómina, no se deben olvidar los consejos y precauciones que deben regir todas nuestras decisiones financieras. Por ello, cabe recordar que siempre es necesario seguir una serie de consideraciones:

  • Hacer los cálculos precisos para comprobar que los pagos del minicrédito sin nómina no van a suponer un quebradero de cabeza para la economía familiar.
  • Conocer de antemano a cuánto ascienden los intereses de demora, para no llevarse sustos más adelante y procurar ajustar la cantidad solicitada y los pagos mensuales a lo que realmente podemos devolver mes a mes.
  • Leer todos los documentos que se vayan a firmar. No se debe olvidar algo tan simple como esto, aunque en la era digital nos hayamos acostumbrado a marcar la casilla de «He leído y acepto…» sin apenas pensar que eso es lo mismo que firmar en papel. Este consejo es fundamental en todos los órdenes de la vida, no solo para solicitar préstamos online sin nómina, y es una buena costumbre que debería ponerse en práctica siempre.
  • Preguntar todas las dudas que nos surjan después de la lectura de las condiciones de nuestro préstamo sin nómina. Sí, es cierto que eso alargará un par de horas el proceso, pero es importante asegurarse de haberlo entendido todo. Muchas entidades disponen de un teléfono de atención al cliente que se puede utilizar en caso de que aún nos quede alguna pregunta o duda por resolver.

Los préstamos sin nómina se convierten una solución rápida y eficaz, donde prima la responsabilidad personal y se elimina gran parte de la burocracia que atenaza el mundo actual. Gracias a Internet y las comunicaciones actuales, cualquier trámite que deseemos hacer ahora mismo es mucho más rápido y barato en la economía virtual que en las entidades con sede física de nuestras ciudades.

Los préstamos sin nómina ofertados en la red pueden solucionar muchas pequeñas tensiones económicas que antes se convertían en grandes agujeros financieros.