Créditos rápidos online

¿Qué son los minicréditos online?

Los créditos o préstamos online son un tipo de financiación personal en la que se mueven discretas de capital (por lo general la cantidad máxima suele ser de 3.000 €) que se puede solicitar de forma discreta, cómoda y directa a través de la web, después de presentar el DNI y completar una solicitud. Como estos préstamos rápidos mueven cantidades modestas y no necesitan mucho papeleo, las financieras no suelen pedir demasiados requisito, garantías ni avales. Una vez aceptada la solicituden menos de 24 horas, la transacción se hace efectiva, y el capital llegará a la cuenta del prestatario.

préstamos rápidosLos créditos rápidos online son concedidos y reembolsados de manera fácil y ágil, siempre que la cuota de devolución sea asequible y compatible con la economía doméstica. Si solicitamos un préstamo cuyo plazo de devolución exceda nuestra capacidad de reembolso, este se podrá convertir en un problema adicional, por tanto no es algo conveniente. Nunca nos cansaremos de repetir que este tipo de financiación ha de ser utilizada de forma seria y responsable, para solventar necesidades puntuales y no como medio habitual de financiación personal.

Se diferencian dos grandes variedades de minicréditos rápidos según la cantidad económica y sus condiciones, pero ambos tienen un modelo común:

  • Los minicréditos de >1000 euros, ideales para modestas cantidades, que se conceden de forma casi inmediata tras realizar la solicitud y entregar el DNI. No se necesita presentar ninguna nómina y la cuota de devolución abarca un máximo de tres meses. En este tipo de minipréstamos se encuentran los minipréstamos sin intereses, que las financieras conceden a los clientes que realizan su primera solicitud. Tambien se encuentran en este apartado los minipréstamos con ASNEF, de pequeñas cantidades y en los que el hecho de aparecer en una lista de morosos no es un condicionante negativo para obtener el préstamo.
  • Los préstamos online de > 1000 euros. Con condiciones diferentes ya que al tratarse de cantidades más importantes, la financiera lógicamente querrá tener la seguridad y garantías de que el dinero prestado será reembolsado. En este caso suele ser necesario justificar unos ingresos mínimos a través de una nómina si el cliente trabaja por cuenta ajena, o la declaración de renta en el caso de ser autónomo.

Además podemos solicitar préstamos online con mayores cantidades. En esta situación la documentación será la justificación de unos beneficios regulares. Suele ocurrir que la entidad financiera se interese por el destino de la financiación además de tener que presentar una garantía adicional. Tras haber comprobado que toda la información presentada sea correcta, el crédito será concedido en de forma inmediata, en general, en un plazo inferior a las 48 horas.

¿Qué significa el concepto de préstamos rápidos?

Al hablar de créditos rápidos online nos referimos a lo siguiente: una modalidad de financiación personal que consiste en recurrir a los servicios de una financiera online para conseguir dinero al instante con el que poder afrontar pequeños problemas de liquidez puntual. Este tipo de productos se caracterizan entre otras cosas por su simpleza y agilidad, tanto en la tramitación como en la concesión del dinero solicitado. Aunque es posible solicitar cantidades importantes, lo más habitual es recurrir a ellos en momentos muy concretos en los que se unen dos factores: en primer lugar, la urgencia, la imposibilidad de aplazar el pago o para evitar incurrir en un mayor endeudamiento: pongamos por ejemplo, la imposibilidad de sacar el coche del taller si no abonamos la factura en el acto, la inaplazable visita al dentista, la compra de un ordenador nuevo, que es nuestra herramienta de trabajo, la compra de material escolar ante la vuelta al cole, o simplemente, aprovechar una oferta para comprar los billetes de avión para las vacaciones un 70% más económico.

minicreditos rápidosEn general, los préstamos rápidos se refieren a una forma de financiación, de pequeñas sumas económicas (generalmente hasta los 3.000 euros), que puede solicitarse directamente a través de internet, simplemente con presentar el documento de identidad y rellenar una solicitud. Dado que en estos préstamos instantáneos las cuantías son moderadas y sin necesidad de papeleos, en un plazo de 24 horas como máximo, dispondremos del dinero en nuestra cuenta bancaria.

Los créditos al instante se suelen solicitar, tramitar y obtener de forma ágil y rápida. ¡Se pueden obtener préstamos en 15 minutos en incluso menos! Son un instrumento de financiación cotidiana realmente práctico y útil, siempre que los plazos de devolución que se propongan (y que el solicitante se compromete a cumplir) sean adecuados a la economía doméstica y el dinero solicitado pueda devolverse de manera realista. No conviene solicitar sumas demasiado altas que no se vayan a poder devolver o den lugar a una dilatación excesiva del pago.

Hay que tener presente que los préstamos rápidos son un producto financiero como cualquier otro tipo de préstamos. Por tanto, es aconsejable que antes de recurrir a ellos, tengamos la completa seguridad de que seremos capaces de devolver el dinero junto a los correspondientes créditos, en las condiciones que nosotros mismos hayamos estipulado en el momento de realizar la solicitur a través de la web online de la financiera.

Hay que ser conscienes de que aunque hablamos de un modo muy fácil y rápido de obtener dinero inmediato online, no deja de ser un préstamo personal, sometido a los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro tipo de préstamos. Esto significa que por muy sencillo y atractivo que parezca el producto, conlleva la obligación de devolver el dinero en las condiciones y plazos acordadas y firmadas de antemano. El no cumplimiento de estos requisitos no solo conduciría a un sobrecoste automático del préstamo, al incrementarse los intereses y gastos del mismo. Las consecuencias podrían ser aún más importantes ya que podrían hacer que el nombre del usuario apareciese en las temidas listas de morosidad, con todas las connotaciones negativas que ello supone, en el presente y en el futuro.

La inclusión de nuestros nombres supone un contratiempo y la imposibilidad de acceder al crédito hasta que no se regularice nuestra situación. Algo que obviamente, no merece la pena en ningún caso

¿Por qué los créditos rápidos son tan populares?

Hasta hace relativamente poco tiempo, la única forma de conseguir financiación personal, por muy poca cantidad que fuera, pasaba por acudir a una entidad bancaria y negociar con ellos las condiciones del préstamo y la forma y plazos de devolución.

Con la aparición de las novedosas financieras online y los prestamistas urgentes, el sistema bancario, anticuado y lento, percibió nuevos aires de cambio. La nueva financiación del siglo XXI poco o nada tiene que ver con la de la banca tradicional en muchos sentidos:

Agilidad

Uno de los grandes problemas del crédito bancario es la lentitud que lo caracteriza, incluso cuando se trata de pequeñas cantidades. El banco examina con lupa cada una de las solicitudes antes de darles el visto bueno. El lapsus de tiempo entre la solicitud y la concesión del dinero puede hacer que en muchos casos no resuelva el problema del usuario, que necesita el dinero de forma urgente o más o menos inmediata. Esto no ocurre en las financieras online, que conceden el dinero en un tiempo record, (horas o minutos) una vez aprobada la solicitud.

Ahorro de tiempo

¡Adiós a las colas interminables, a los desplazamientos (con el consiguiente gasto que en tiempo y dinero que ello supone), a las esperas, ¡y al rechazo del banco si después de todo el tiempo y las molestias, finalmente nos deniega el crédito). Los préstamos rápidos online, se tramitan completamente a través de internet por lo que resultan fáciles y cómodos de solicitar en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Inmediatez

¿Necesitas dinero en el bolsillo para salir a cenar con tu chica? ¿para comprar los libros de tus hijos? ¿para pagar al mecánico por la reparación de la lavadora? A todos nos ocurre. El día a día está lleno de imprevistos que no podemos eludir. Pedir dinero a la familia o los amigos no siempre es posible, y por supuesto, no es el remedio más aconsejable. Pedir dinero a una financiera online y devolverlo cuando recibamos nuestra próxima nómina, es una solución moderna y eficaz de zanjar estos pequeños problemas.

Transparencia

Por ley, las financieras online están obligadas a mostrar por anticipado el precio total de sus préstamos, con intereses incluidos. El propio solicitante, al entrar en la web de la empresa financiera, se encarga desde una especie de simulador, de elegir la cantidad que necesita y el plazo de devolución que desea. Automáticamente, el calculador realiza una serie de logaritmos y seguidamente muestra el precio final a pagar, De esta forma, conocerá las cantidades y fechas en las que deberá reembolsar la cantidad X. Una forma transparente de operar, sin comisiones, ni gastos escondidos.

Corto plazo

A fin de evitar la posibilidad de endeudamiento alargando los plazos de forma innecesaria, (con el consiguiente incremento de los intereses), las financieras online suelen establecer plazos muy breves para devolver el dinero. Para los pequeños préstamos inferiores a 500 euros, dicho plazo suele ser de 30 días.

Flexibilidad

Si el solicitante devuelve el dinero del primer crédito inmediato en las condiciones y tiempos pactados, podrá gozar de una mayor flexibilidad a la hora de solicitar futuros préstamos, algo muy importante para cuando necesite cantidades mayores o para emprender proyectos de cierta envergadura.

IMPORTANTE: Todos somos humanos y en un momento dado puede ocurrir algo que impida cumplir con los plazos de devolución. Si algo así ocurriera, lo más indicado es contactar con la empresa de préstamos, para negociar un nuevo plazo de devolución. Ignorar los pagos solo supondrá que los intereses se multipliquen y que la empresa ejerza su derecho de emprender acciones legales para recuperar el dinero del préstamo. Por ello, como señalábamos anteriormente, antes de solicitar un préstamo online, es muy importante tener la seguridad de que se podrá devolver el dinero sin problemas.

¿Por qué los créditos rápidos tienen más ventajas que otro tipo de préstamos?

Los créditos online se han convertido en los mejores préstamos en la actualidad, y también en los más populares, debido a sus características únicas y a sus indudables ventajas. En general, la mayoría de las personas que recurren a este tipo de financiación, lo hacen por sus características de inmediatez. La mayor parte de las personas que recurren a esta solución, lo hacen porque necesitan dinerro al instante, que no pueden conseguir en un banco tradicional. Aunque cuando las financieras online hicieron su aparición, los intereses que aplicaban en sus préstamos rápidos eran evidentemente más superiores que los de los bancos, hoy en día, la gran oferta disponible, ha permitido que los créditos de las entidades privadas sean igual o incluso más ventajosos que las de los bancos.

Los créditos rápidos online se clasifican en dos grandes grupos según la cantidad solicitada y las condiciones, aunque el concepto es similar:

  • Los minicréditos rápidos, sumas de poca cuantía, habitualmente menores a los500 euros, que se conceden de forma casi inmediata al presentar la solicitud y el DNI. Por lo general, no es necesario presentar ni siquiera algún documento acreditativo de ingresos, como por ejemplo la nómina y los plazos de devolución suelen ser muy breves, entre 1 y 3 meses.
  • Los préstamos rápidos sin intereses, que pueden llegar hasta a 3000 € e incluso más, cuyos plazos de amortización van de los seis meses a los tres años. Aquí sí suele ser necesario justificar unos ingresos mínimos, presentando una copia de la declaración de la renta o de la nómina, dependiendo de si se trabaja con contrato o por cuenta propia.

También se puede solicitar un préstamo online de una cantidad superior, para lo cuál habrá que presentar en este caso una documentación que justifique unos ingresos fijos. En este caso, las exigencias y requisitos serán mayores: por ejemplo, la entidd podrá preguntar por el destino que tendrá el dinero financiado, consultar el perfil e historial financiero del solicitante, etc. Cuando la autenticidad de la información haya sido confirmada, se concederá el préstamo en un plazo de 48 horas como máximo.

¿Qué requisitos se deben reunir para solicitar préstamos rápidos?

Existen situaciones en las que resulta inevitable enfrentarse a un pago imprevisto o a un gasto o compra inesperados. ¿Qué ocurre cuando hay que liquidar la cuota trimestral del IVA y siendo autónomo todavía no has conseguido cobrar las facturas, o si hay que embolsar la cantidad de una sanción de tráfico? Con el fin de solucionar todos estas situaciones puntuales, lo más conveniente es acudir a los créditos rápidos online a través de cualquier dispositivo para solicitar un capital suficiente para eliminar estos contratiempos. Cada vez son más las personas que recurren a este tipo de solución en los momentos en los que no se tiene efectivo para gastos imprescindibles de la vida cotidiana.

Los minicréditos rápidos son utilizados para solucionar estos pequeños pero urgentes problemas de liquidez, evitando así acabar en una situación incómoda y que si no se gestionan a tiempo pueden llegar a generar gastos superiores. Por otra parte son realmente útiles para poder permitirte ese capricho o regalo deseado durante tanto tiempo.

  • Cualquier persona que lo desee puede acceder a esta modalidad de crédito personal ya que los requisitos que se exigen son muy generales:
  • Ser mayor de 18 años y menor de 65-70 años (estas edades pueden variar de una a otra financiera).
  • Tener la nacionalidad española o permiso legal de residencia en nuestro país.
  • Documento nacional de identidad en vigor, tarjeta de residencia, pasaporte, carnet de conducir o cualquier otro documento válido y oficial que demuestre la titularidad del solicitante
  • Número de teléfono móvil a nombre del solicitante
  • Cuenta de correo electrónico para intercambiar comunicaciones
  • Número de cuenta corriente a nombre del titular, (activa), en la que poder realizar la transferencia.

¿Cuáles son las diferencias entre los procedimientos de financiación tradicionales y los créditos rápidos online?

Para empezar nos evitamos la molestia de tener que visitar la entidad financiera para exponer a una persona desconocida tus problemas económicos mientras tienes la sensación de estar siento juzgado y examinado. El procedimiento online es rápido y además elimina el tener que someterse a la opinión de un empleado de la entidad.

Como en la mayoría de los casos el importe solicitado en de menor cantidad, el riesgo al que se expone la entidad es muy escaso, evitando tener que acreditar nuestra situación económica o presentando avales de terceros y otras garantías. El pacto entre ambas partes mediante un contrato acordando nuestra garantía profesional o personal basta para formalizar el préstamo.

El papeleo y la burocracia son otros obstáculos que encontramos al utilizar entidades financieras tradicionales, ya que cualquier gestión de crédito, por pequeña que sea, necesita la acreditación de bastantes papeles. Contratos, declaraciones de IVA y/o renta, declaraciones de bienes, avales, garantías, nóminas… Los documentos que necesitamos son incontables y en muchos casos son innecesarios. Utilizando préstamos rápidos, en la mayoría de casos sólo necesitaremos facilitar el DNI y completar una pequeña solicitud.

La velocidad de la concesión de créditos es otra gran diferencia respecto a los bancos tradicionales. Para poder llevar a cabo cualquier operación financiera acudiendo a la oficina de la entidad, necesitaremos una gran cantidad de tiempo debido a las numerosas solicitudes que gestionan a la vez. Lo peor de todo es obtener una negativa después de haber empleado todo ese valioso tiempo. Con los créditos rápidos online, obtendremos una respuesta objetiva, transparente e inmediata.

¿Qué es el historial crediticio y por qué es importante tener un buen perfil financiero al solicitar un préstamo personal?

El perfil financiero de una persona es importante porque es el que consultan tanto los bancos como las financieras privadas antes de conceder sus préstamos personales. En el caso de que el nombre del solicitante aparezca en las llamadas vulgarmente listas de morosos, (ASNEF, RAI, EQUIFAX, etc) sus posibilidades de crédito se reducen prácticamente a cero.

Para salir de las listas de morosidad basta con ponerse al día en los pagos y una vez regulada la situación, solicitar que nuestro nombre sea eliminado de estos ficheros en los que nadie desea estar.

¿En qué casos merece la pena acudir a estos créditos rápidos online?

A no ser que pertenezcas a una gran corporación, los préstamos rápidos son la mejor solución para financiar cualquier operación en el entorno de la economía laboral a pequeña escala, y doméstica, para afrontar los pequeños gastos a los que debemos enfrentarnos a diario. En caso de ser autónomo, también es recomendable para eliminar cualquier necesidad de liquidez. La falta de efectivo momentáneo suele ser el problema más habitual tanto en las familias como en las pequeñas empresas y en los trabajadores que trabajan por cuenta propia.

¿Necesitas reformar tu vivienda por cualquier obligación? ¿Estás cansado de tener que embolsar los recargos que llegan de cualquier declaración del IVA o cualquier irregularidad con la Seguridad Social producido por el retraso de apenas unos días en la cuota? ¿Tienes que hacer un gasto extra en la vuelta al cole y tu presupuesto aún está tiritando después de las vacaciones? ¡En la vida hay multitud de imprevistos que no siempre estamos capacitados para afrontar! Indudablemente estos créditos solucionan con su facilidad y rapidez estos problemas habituales para muchas personas.

En contraste con la incomodidad que se produce al gestionar estos préstamos mediante la banca tradicional, la evaluación del gestor de la sucursal, la probabilidad de una negativa a la hora de conceder el crédito, el papeleo y el tiempo perdido en la totalidad de la gestión, este tipo de financiación se presenta como una alternativa rápida y eficaz. Los créditos rápidos nos permiten gestionar cualquier problema económico de forma breve y desde nuestro hogar sin tener que suplicar, y obteniendo una resolución exitosa inmediata. ¡Los microcréditos rápidos nos ayudan a la hora de gestionar pequeños contratiempos cotidianos!