Préstamos rápidos

Préstamos rápidos: Todo lo Que Necesitas Saber

¿Acabas de sufrir una emergencia y no tienes dinero? ¿Tampoco puedes esperar hasta tu próximo pago? Entonces, deberías pensar en pedir un préstamo rápido para solucionar tus necesidades financieras.

¿Qué son los préstamos rápidos?

préstamos rápidosEn los préstamos tradicionales, el desembolso del dinero puede tardar varios días, dependiendo del monto y los controles que lleve a cabo la institución financiera. Por otro lado, con los préstamos rápidos puedes conseguir el dinero unas horas después de realizar la solicitud.

Como su nombre lo indica, la principal característica de estos préstamos son la rapidez. El proceso de comprobación de crédito usualmente se completa en unos cuantos minutos, los requisitos son mínimos y el desembolso se realiza a más tardar al día siguiente.

A pesar de que estos préstamos son unos de los más fáciles de conseguir, también poseen las tasas de interés más altas y los plazos más cortos. Ya que los prestamistas no se molestan en realizar comprobaciones exhaustivas, están asumiendo un mayor riesgo al prestar dinero a personas que no conocen muy bien. Eso significa que deben cobrar una tasa de interés mayor que la de los créditos personales para compensar sus riesgos.

¿Cómo usar los préstamos rápidos?

Ninguna institución que realice préstamos rápidos te pedirá información sobre cómo piensas usar el dinero. Aun así, esta clase de créditos tienen un propósito muy específico: emergencias.
Por ejemplo, si tu automóvil se avería y necesitas llevarlo al taller lo más pronto posible, pero recibes tu salario hasta la semana siguiente, puedes solicitar un préstamo rápido para solucionar tu problema en el momento y pagarlo en su totalidad tan pronto como recibas tu dinero.

Por sus altas tasas de interés y plazos cortos, solo deberías usar préstamos rápidos para emergencias puntuales, como:

  • Pagos de alquiler de vivienda
  • Emergencias médicas
  • Compra de herramientas importantes para el trabajo
  • Pagos de servicios públicos
  • Reparaciones urgentes (como las relacionadas con la plomería, el sistema eléctrico, etc.)
  • Cualquier emergencia financiera que no se pueda negociar

De igual forma, nunca deberías usar estos préstamos para:

  • Financiar grandes compras (como electrodomésticos, vehículos, etc.)
  • Viajes de placer
  • Crear una empresa
  • Invertir en activos financieros
  • Pagar deudas

Quizás parezca extraño, pero no es buena idea que recurras a préstamos rápidos para pagar otras obligaciones financieras. En muchas ocasiones, los bancos estarán dispuestos a negociar o refinanciar tu crédito, así que no tienes que endeudarte más.

Ventajas de los préstamos rápidos

Los préstamos rápidos cuentan con varias ventajas en comparación con otros productos financieros tradicionales. Conoce cuáles son:

  • Aprobación de crédito rápida: por lo general, los bancos tardan algunas horas (e incluso días) en comprobar la viabilidad de un crédito. Ese periodo de tiempo está bien si no necesitas el dinero de inmediato, pero si tienes una emergencia, no puedes darte el lujo de esperar. Una de las grandes ventajas de los préstamos rápidos es que el proceso de comprobación en muchos casos tarda unos pocos minutos.
  • Desembolso rápido: luego de la aprobación, los bancos pueden tardar varios días en desembolsar el dinero en tu cuenta bancaria. Por otro lado, los préstamos rápidos usualmente llegan a tu cuenta a las pocas horas de haber realizado la solicitud.
  • Sin papeleos: para solicitar un préstamo rápido no necesitas ir a un banco, hacer filas ni presentar documentos físicos. Estos son préstamos en línea que no necesitan de ningún trámite especial, por lo que puedes solicitarlos y recibir el dinero sin levantarte de tu silla. Puedes completar el formulario de solicitud en Internet y enviar los documentos por correo electrónico.
  • No tienes que adquirir otros productos: en un banco tradicional, para solicitar un préstamo usualmente deberás abrir una cuenta bancaria, comprar un seguro de vida (que pagas con la cuota mensual) o adquirir otros productos que quizás no te interesen. Por el contrario, a las entidades de préstamos rápidos solo les interesa que tomes su dinero, así que no te pedirán que abras cuentas ni contrates otros productos.
  • Crédito a partir de RD$ 1000: ningún banco tradicional estaría dispuesto a prestar cantidades bajas. Después de todo, tienen que pagar a sus empleados, realizar trámites e incurrir en otros costos que simplemente no compensarían con un crédito por un monto bajo. Ya que las empresas de préstamos en línea rápidos no requieren de papeleo ni oficinas, pueden ofrecer créditos desde apenas RD$ 1000 hasta RD$ 40000.
  • Son de libre destinación: en los préstamos con un fin específico, como los destinados a vivienda, automóvil o estudio, tienes que presentar un plan que detalle cómo usarás el dinero. Ya que los préstamos rápidos son de libre destinación, en ningún caso tienes que explicar cómo usarás el dinero.

Requisitos para solicitar préstamos rápidos

Como mencionamos anteriormente, estos préstamos se caracterizan por tener requisitos muy bajos. Los más comunes son:

  • Ser ciudadano de República Dominicana
  • Tener al menos 19 años
  • Cédula de identidad y electoral válida
  • Medio de contacto activo (como un teléfono o un correo electrónico)
  • Una cuenta bancaria en cualquier entidad de República Dominicana, para recibir el dinero

Otra característica especial de esta clase de préstamos es que no revisan los burós de crédito. En otras palabras, puedes tener un mal scoring crediticio y de todos modos acceder a la financiación que ofrecen estas empresas. Sin embargo, ten en cuenta que la tasa de interés del préstamo será mayor si tienes un mal buró de crédito o poca experiencia en tu scoring crediticio.

préstamos en línea

¿Dónde solicitar un préstamo rápido?

Existen varias plataformas de préstamos online donde puedes hacer tu solicitud. Algunas de las más confiables son:

Vivus

Vivus es un sitio web de préstamos rápidos que funciona dentro de República Dominicana. El monto mínimo que puedes solicitar en esta plataforma es de RD$ 1000 y el máximo de RD$ 15000, con plazos que van desde los 7 hasta los 30 días.

Una de las grandes ventajas de Vivus es que ofrece un préstamo con tasa de interés del 0% a todos los nuevos clientes. De esa forma, puedes comprobar el servicio y ver si se adapta a tus necesidades.

La tasa de interés en Vivus es del 1% diario, con una tasa de interés de mora del 1,3% diario. La plataforma también ofrece la posibilidad de ampliar el plazo de un préstamo pagando una comisión: 30% del capital para una extensión de 30 días, 14% del capital para una de 14 días y 7% del capital para una semana más de plazo.

Monily

A diferencia de Vivus, Monily es un sitio web de préstamos en línea que reúne a prestamistas y personas que buscan dinero de emergencia. Eso significa que las tasas de interés, plazos y montos mínimos y máximos difieren según el prestamista.

En general, el monto mínimo en Monily es de RD$ 1000 y el máximo de RD$ 15000, con plazos desde 9 hasta 16 semanas.

¿Cómo solicitar un préstamo rápido?

Solicitar un préstamo online rápido es bastante sencillo. Solo sigue estos pasos y dentro de poco recibirás el dinero de emergencia que necesitas:

Elige un sitio web para solicitar el préstamo

El primer paso es encontrar un sitio web confiable de préstamos en línea. Puedes elegir una de las opciones anteriores o buscar por tu cuenta en Internet y foros de usuarios. Es buena idea que compares varias opciones para elegir la que tenga mejores condiciones.

Completa el formulario de solicitud

Por lo general, los sitios web de préstamos rápidos cuentan con un formulario donde debes diligenciar tu información básica, junto con los datos del crédito que necesites. Entre los datos que tendrás que aportar están:

  • Nombres
  • Apellidos
  • Número de teléfono residencial o celular
  • Correo electrónico
  • Pruebas de ingresos (como desprendibles de nómina, extractos bancarios, etc.)
  • Cantidad de dinero que quieres tomar prestada
  • Plazo en el que puedes pagar

Proporciona los documentos necesarios

créditoLuego de que completes el formulario básico, el sitio web revisará tu solicitud y tomará una decisión en los próximos minutos. Si tu préstamo es pre-aprobado, deberás suministrar algunos documentos básicos para comprobar tu identidad y niveles de ingresos, como tu cédula, un recibo de servicios públicos y certificado de ingresos. Ten en cuenta que puedes proporcionar los documentos en formato físico (por medio de correo postal) o virtual (a través de correo electrónico).

Recibe el dinero

Tras enviar los documentos, usualmente recibirás el dinero en tu cuenta bancaria a las pocas horas. Puedes usar estos recursos de inmediato y de la forma que quieras.

Asegúrate de hacer el pago

Los préstamos online rápidos tienen algunas de las tasas de interés más altas del mercado y, a diferencia de los créditos comerciales, usualmente no es posible negociar el plazo ni el valor de la cuota. Por lo tanto, tienes que asegurarte de pagar tu préstamo para la fecha de vencimiento. De lo contrario, el sitio web te cobrará intereses de mora (que pueden ser de hasta 1,3% diarios) y gastos de cobranza, e incluso recurrirá a acciones legales para recuperar el dinero.