Préstamos rápidos sin garantía

Cómo conseguir préstamos rápidos sin garantía en República Dominicana

Quizás creas que para conseguir un crédito tienes que aportar algún tipo de garantía, como una casa, un automóvil o un codeudor. La verdad es que existen varios tipos de préstamos que puedes conseguir solo con tu firma y la promesa de que vas a pagar.

Si quieres saber cómo conseguir un crédito sin preocuparte de respaldar tu deuda, asegúrate de seguir leyendo.

¿Qué son los préstamos sin garantía?

préstamos rápidos sin garantíaComo su nombre lo indica, son créditos en los que el prestatario no pide ningún tipo de garantía. Esta característica especial hace que los préstamos sean mucho más fáciles de conseguir, aunque a cambio tienen tasas de interés un poco más altas.

A pesar de que algunos préstamos no requieren de ninguna garantía, pueden necesitar de un buen scoring crediticio. Sin embargo, ciertas empresas ignoran dicho requisito y ofrecen préstamos sin garantía y sin buró.

Los préstamos sin garantía pueden destinarse para cualquier cosa que necesites, ya sea educación, viajes o incluso emergencias médicas. Si estás pensando en adquirir una casa o un automóvil, es recomendable que optes por los productos que tienen los bancos para comprar dicha clase de activos debido a que tienen tasas de interés más bajas.

Tipos de préstamos sin garantía

Hay dos tipos de entidades que ofrecen préstamos sin garantía: los bancos y las empresas online de préstamos rápidos. Cada una de estas instituciones ofrece una clase especial de crédito:

  • Prestamos personales sin garantía

Los bancos comerciales, como Scotiabank o Banco Popular, son quienes ofrecen este producto. Esta clase de préstamo personal no necesita de ninguna garantía, por lo que puedes solicitarlo solo cumpliendo con algunos requisitos básicos.

Los préstamos personales sin garantía tienen tasas de interés de entre 15% y 19%, con plazos de entre 6 meses y 5 años. Eso los convierte en el producto perfecto para financiar compras cuantiosas, como viajes al exterior, electrodomésticos, mejoras en el hogar, etc.

Cabe mencionar que, aunque los bancos comerciales no solicitan ninguna garantía, comprueban el buró de crédito de sus clientes. Si tienes un mal scoring crediticio, es recomendable que consideres el siguiente tipo de préstamo.

  • Préstamos rápidos sin garantía

Los préstamos rápidos son un producto especial que ofrecen algunos sitios web financieros en República Dominicana. A diferencia de los préstamos personales de los bancos, estos créditos tienen tasas de interés de alrededor de 1% diario y plazos de entre 7 y 30 días. Otra característica especial de estos créditos es que usualmente debes pagarlos en su totalidad para la fecha de vencimiento.

Por sus cortos plazos y altas tasas de interés, los préstamos rápidos sin garantía son más adecuados para atender emergencias financieras puntuales, como el pago del alquiler o los servicios públicos, o una reparación urgente.

Las empresas de préstamos rápidos no se molestan en comprobar el buró de crédito, por lo que puedes obtenerlos incluso con un mal scoring crediticio. Además, el proceso de aprobación y desembolso es bastante rápido, llegando a tardar 15 minutos y 1 día hábil, respectivamente.préstamos sin garantía

3 ventajas de los préstamos sin garantía

Los préstamos con garantía ofrecen la posibilidad de acceder a una tasa de interés más baja. Sin embargo, aquellos que no tienen ningún tipo de aval cuentan con algunas ventajas que vale la pena considerar:

  1. No corres el riesgo de perder un activo
    Imagina que accedes a un préstamo y ofreces tu casa como garantía. Pero, repentinamente pierdes tu empleo y no puedes pagar la cuota. ¿Qué puedes hacer? Si no solucionas la situación, el banco simplemente hará efectiva tu garantía y te quitará la casa de inmediato. Con los préstamos sin garantía no tendrás que asumir el riesgo de perder un activo preciado, como tu hogar o tu automóvil. Si en el futuro tu situación financiera empeora, el banco solo podrá quitarte tus bienes luego de una larga batalla legal. En ese caso, tendrás más tiempo y una mejor posición para negociar tu deuda y posiblemente conseguir un descuento.
  2. Son rápidos
    Cuando un banco solicita una garantía, usualmente debe comprobar que sea válida. Eso se traduce en visitas presenciales de auditoría, entrevistas, valuaciones y más que pueden extender el proceso del crédito durante varios días. Ya que con los préstamos sin garantía no hay ningún tipo de comprobación, suelen otorgarse en menos tiempo y con pocos requisitos.
  3. Algunos no comprueban el buró de crédito
    Como mencionamos anteriormente, existen dos clases de entidades que ofrecen préstamos sin garantía. Debido a que los bancos comerciales siempre revisan el buró de crédito, son una opción que debes descartar de inmediato si tienes un mal scoring crediticio. Por otro lado, las empresas de préstamos rápidos no tienen ninguna clase de convenio con los burós, por lo que no pueden revisar tu historial. Eso las convierte en las mejores opciones si tienes una necesidad urgente de dinero y un mal scoring crediticio.

Requisitos para solicitar un préstamo sin garantía

Solicitar préstamos sin garantía es muy sencillo. Los requisitos varían en cada institución, aunque estos son los más generales:

Para prestamos personales sin garantía:

  • Completar el formulario de solicitud de préstamo que entrega el banco
  • Copia de la cédula de identidad
  • Certificación de ingresos
  • Pruebas de ingresos, como desprendibles de nómina o certificaciones de ingresos
  • En algunos casos, deberás mostrar los últimos extractos de tus cuentas bancarias y tarjetas de crédito
  • Un nivel mínimo de ingresos (depende de cada banco)
  • Un buen scoring crediticio

Además, junto con el préstamo deberás adquirir un seguro de vida que cubrirá tu deuda en caso de un evento catastrófico. Las cuotas del seguro se pagan cada mes junto con la cuota del crédito.

Para préstamos rápidos sin garantía:

  • Copia de la cédula de identidad
  • Una cuenta bancaria (para recibir el dinero)
  • Pruebas de ingresos, como desprendibles de nómina, certificaciones, etc.

Como puedes ver, los requisitos para un préstamo rápido son mucho más bajos que los de los préstamos personales, con la ventaja añadida de que no comprueban los burós de crédito.

Además, para solicitar uno de estos préstamos no tienes que visitar ninguna sucursal física; puedes hacer todo el proceso a través de Internet.