Prestamos sin intereses

Todos sabemos que la peor parte de solicitar un crédito son los altos intereses que luego hay que pagarle a la entidad financiera que brindó el préstamo. Por esta razón, ha surgido un nuevo concepto en el mundo de los créditos: los préstamos sin intereses. Puede sonar a sueño hecho realidad, pero la verdad es que el surgimiento de cada vez más y más entidades financieras en línea ha aumentado el nivel de competitividad del mercado financiero, llevando a dichas entidades a proponer una amplia variedad de tipos de préstamo, siendo los más llamativos estos créditos sin intereses.

¿Qué Son Los Préstamos Sin Intereses?

préstamos sin interesesLos préstamos sin intereses son créditos que otorgan entidades financieras que consisten en no cobrar intereses por el dinero solicitado por el prestatario. Sin embargo, este no es un servicio completamente gratuito, pues las entidades financieras cobran comisiones por estos créditos sin intereses, así como tienen la posibilidad de penalizar monetariamente al prestatario en caso de que este incumpla con la fecha de pago de la deuda ocasionada por el préstamo. Como toda transacción y relación financiera, los préstamos rápidos sin intereses tienen tanto ventajas, como desventajas, sin embargo, lo importante es que uno esté seguro de poder cumplir con todas las condiciones pautadas por la entidad financiera que concede el préstamo.

¿Qué Ganan Las Entidades Financieras Con Los Préstamos Sin Intereses?

Te preguntarás: ¿qué beneficio pueden obtener los prestamistas si otorgan créditos sin intereses? ¿Acaso no es demasiado bueno para ser verdad? La verdad es que, en un mercado con tanta competencia, las entidades financieras necesitan destacar entre el montón. Otorgando créditos rápidos sin intereses, la entidad financiera consigue beneficios que favorecen su imagen corporativa, entre ellas, aumentar su credibilidad y tener más usuarios satisfechos.

¿Qué Es Lo Más Llamativo De Los Préstamos Sin Intereses?

Normalmente, los préstamos rápidos sin intereses son sencillos de tramitar, pues solo requieren la residencia en el país, no estar moroso, tener ingresos fijos y ser mayor de edad. Sin embargo, lo que más atrae al público a solicitar créditos rápidos sin intereses es, como indica su nombre, que no acumularán grandes deudas con la entidad financiera por razón de una alta tasa de intereses.

¿Por Qué Optar Siempre Por Un Préstamo Sin Intereses?

Las altas tasas de interés acumulan deudas de elevados montos. Por esta razón, lo más recomendable es optar por los préstamos sin intereses siempre que sea posible. Por supuesto, el prestatario debe estar seguro de que tendrá la capacidad de pagar su deuda a tiempo con la entidad bancaria, pues igual que cualquier otro tipo de préstamo, los préstamos rápidos sin intereses también tienen sus propias y estrictas condiciones.

¿Qué Se Debe Tomar En Cuenta A La Hora De Solicitar Un Crédito Sin Intereses?

Esto puede sonar contradictorio, pero no todos los préstamos sin intereses son completamente gratuitos. A pesar de carecer por complete de tasas de interés, estos minicréditos sin intereses tienen sus propias condiciones de servicio. Entre ellas, cabe destacar las siguientes:

  • Aunque no haya que pagar intereses, aun existen las comisiones de servicio: muchas entidades financieras cobran intereses para el estudio y la apertura de los créditos sin intereses. Al solicitar este tipo de préstamo, es recomendable que el futuro prestatario pregunte información específica sobre estas cuotas a la entidad financiera con la que hará el trato.
  • Cobro por incumplimiento del pago: los minicréditos sin intereses tienen una fecha de pago específica que se establece entre la entidad financiera y el prestatario. Si este último no cumple con el pago de la deuda dentro de la fecha establecida dentro del acuerdo, la entidad financiera está en la libertad de cobrar intereses por este atraso.

¿Qué Gastos Podemos Cubrir Utilizando Créditos Sin Intereses?

créditos sin interesesLas sumas de dinero que son prestadas por las entidades financieras a través de minicréditos sin intereses, como su nombre lo indica, no son muy elevadas, pues estos préstamos están pensados para ser pagados a muy corto plazo. Por este motivo, los préstamos rápidos sin intereses, son útiles para cubrir gastos que no estén fuera de nuestros presupuestos habituales, como los siguientes:

  • Regalos para festividades: a veces, un regalo de navidad o de cumpleaños puede estar fuera de nuestras posibilidades inmediatas, pues las épocas de celebración siempre involucran muchos gastos. Los créditos rápidos sin intereses son ideales para estas circunstancias, pues el prestatario tendrá la posibilidad de cubrir estos gastos cuando reciba un pago a futuro y cumplir fácilmente con las condiciones establecidas en el trato.
  • Incidentes en el hogar: las averías en el sistema de fontanería, una falla en el frigorífico o una falla de la calefacción son problemas cotidianos que pueden ocasionar desastres en nuestros planes de gastos mensuales. Los préstamos rápidos sin intereses son una solución plausible para estas vicisitudes, pues este crédito nos ayudará a tener un mayor control sobre nuestros presupuestos.
  • Cita médica o medicamentos: la salud siempre debe ser una prioridad, mas para nadie es un secreto que todo lo relacionado a este ámbito puede ser costoso. Sin embargo, nada vale más que nuestras vidas, por eso solicitar minicréditos sin intereses para cubrir los gastos de consultas médicas urgentes y medicinas nunca será una mala inversión.
  • Inversión en tecnología: la tecnología es costosa, pero también es muy útil. En la actualidad, muchas personas están utilizando sus teléfonos celulares como si fueran su segunda oficina y usando sus laptops como medio para obtener ingresos. Si el capital que utilizarás al solicitar un préstamo sin intereses es para tener acceso a tecnología que pueda mejorar tu nivel de vida, aumentar tus ingresos o simplificar tareas cotidianas, entonces es una buena decisión para tus finanzas.

¿Qué Restricciones Pueden Impedir Solicitar Un Préstamo Sin Intereses?

Si tienes un mal historial crediticio o careces de una fuente de ingresos estable, entonces será muy difícil –sino imposible– solicitar créditos rápidos sin intereses. La razón por la que estos factores son limitantes es que este tipo de préstamos está concebido para ser pagado a muy corto plazo y la entidad financiera requiere que el prestatario tenga la posibilidad de cumplir con las fechas de pago.