Prestamos rapidos online

Préstamos Rápidos

Los préstamos bancarios, además de exigir demasiados requisitos, se toman un largo tiempo pues el proceso de tramitación para la aprobación de los créditos es extremadamente engorroso. Por supuesto, cuando estamos ante una emergencia –que incluso podría ser de vida o muerte– no podemos darnos el lujo de esperar a que el sistema burocrático bancario decida si nos va a permitir o no tener acceso al dinero que solicitamos. Por esta razón, cada vez más prestamistas y entidades financieras han comenzado a ofrecer un servicio de préstamos rápidos; la alternativa más eficiente al sistema bancario tradicional que puede sacarte de un gran apuro de forma realmente rápida.

¿Qué Son Los Préstamos Rápidos?

Los préstamos rápidos son créditos otorgados por prestamistas o entidades financieras de manera casi inmediata y sin requerir un incesante papeleo. Estos préstamos en el acto son salvavidas para cualquier persona que necesite urgentemente una pequeña o mediana suma de dinero, pero no tenga tiempo para esperar que una entidad bancaria tradicional decida aprobarle un crédito. Estos préstamos rápidos tienden a tramitarse a través de páginas web, lo cual facilita el proceso de microcréditos de los usuarios, al no requerir que este se desplace a solicitar el préstamo en persona.

¿Qué Es Lo Más Beneficioso De Los Préstamos Online?

préstamos rápidosLos préstamos rápidos fueron ideados para omitir el papeleo, por lo cual solo es necesario –en la mayoría de los casos– verificar tu identidad a través de documentos de identificación. Gracias a esta cuasi-automatización de la aprobación de créditos online, el prestatario puede acceder de manera inmediata al dinero que solicita para poder resolver cuanto antes su situación de emergencia.

¿Por Qué Son Mejores Los Préstamos Online Que Los Préstamos Bancarios Tradicionales?

Como se explicó anteriormente, los trámites en los bancos para solicitar préstamos simplemente son demasiado lentos como para recurrir a ellos cuando enfrentamos una urgencia. Los préstamos online son mucho más rápidos y nos permiten tener acceso al capital solicitado en un lapso de tiempo realmente corto, a diferencia de los préstamos bancarios, los cuales pueden tardar días –incluso semanas– para ser aprobados o rechazados. Una persona que está atravesando una emergencia no puede arriesgarse a esperar tantos días para obtener el dinero que necesita, sobre todo porque tramitar un préstamo bancario no implica que será aprobado por la entidad; en cambio, los créditos online tienden a ser aprobados sin ningún inconveniente, entre otras cosas, porque solo se necesita un mínimo de requisitos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los préstamos rápidos?

Los préstamos rápidos están concebidos como soluciones a corto plazo. Por supuesto, el prestamista que solicite un crédito online debe estar consciente de que esta clase de préstamo no es ideal para todas sus necesidades. A la hora de tomar la decisión de solicitar préstamos online tenemos que estar conscientes de las ventajas y desventajas que estos poseen. Claro está, esto no implica que los préstamos en el acto no son útiles, todo lo contrario: son muy ventajosos si entendemos cuál es la función de estos. A continuación, te explicaremos con detalle cuáles son las ventajas y desventajas que poseen estos microcréditos:

Ventajas:

  • Muchas entidades financieras no requieren que el prestatario provea un aval para solicitar un préstamo online.
  • El tiempo para tramitar estos préstamos es realmente corto: en muy poco tiempo, el solicitante tendrá acceso al dinero del crédito.
  • En muchas ocasiones, el solicitante del préstamo solo requerirá ser mayor de edad y poseer un documento de identificación legítimo para hacer una solicitud de crédito online.
  • No requiere desplazarse a ningún lugar, pues se solicita desde la comodidad del hogar sin ningún inconveniente.
  • Son el tipo de préstamo indicado para cualquier persona que esté en medio de una situación de urgencia y no tenga tiempo para esperar que una entidad bancaria tradicional tramite un préstamo.

Desventajas

  • Las tasas de interés y las comisiones tienden a ser más elevadas debido a la necesidad de la entidad financiera de tramitar rápidamente estos microcréditos.
  • No son un método ideal para financiación habitual, pues las fechas de pago no son muy flexibles.
  • No son recomendables para inversiones riesgosas, pues deben pagarse a corto plazo.
  • La cantidad de capital que puede solicitarse con estos créditos tiende a ser reducida, aunque esto depende de la entidad financiera en la que se pida.
  • Los plazos para pagar la deuda suelen ser realmente cortos, lo cual compromete al prestatario a poseer una estabilidad económica que le garantice que podrá acreditar la deuda con la entidad financiera en el lapso de tiempo establecido por mutuo acuerdo.
  • Se requiere mucha cautela a la hora de tramitar un préstamo online, ya que existen entidades financieras fraudulentas cuyo fin es estafar a las personas que necesitan este tipo de créditos.

¿Qué Se Debe Tomar En Consideración Cuando Se Solicita Un Préstamo Rápido?

Toda relación financiera involucra algún tipo de riesgo para ambas partes, en el caso de los préstamos, estas partes son la entidad financiera (el prestamista) y el prestatario (tú). Cuando pienses que necesitas solicitar un crédito y empieces a evaluar la posibilidad de optar por un préstamo rápido online, ten en cuenta que Internet está plagada de entidades financieras fantasma cuyo objetivo principal es estafarte. Recuerda que si una propuesta es demasiado buena para ser cierta, probablemente es falsa o tiene unas letras pequeñas que pueden hacerte perder tu propio dinero. Claro está, no todas las entidades financieras que ofrecen créditos online son fraudulentas, solo es importante advertir esto para que estés alerta y evalúes bien qué entidad financiera vas a escoger cuando solicites estos microcréditos.

Del mismo modo, debes tener siempre en cuenta que los préstamos rápidos fueron diseñados para resolver emergencias o hacer pagos muy concretos, por lo cual los plazos para pagar la deuda a la entidad financiera son realmente cortos. A la hora de escoger préstamos en el acto, debes estar seguro de que podrás pagar la suma de dinero solicitada a la entidad financiera en aproximadamente un lapso de un mes.

¿Qué Gastos Podemos Cubrir Al Solicitar Préstamos Rápidos?

Los gastos que podemos cubrir a través del dinero obtenido por medio de préstamos online son los siguientes:

  • Emergencias relativas a la salud: cuando de salud se trata, no sabemos cuándo se nos puede presentar una urgencia. Sin embargo, si de algo podemos estar seguros es que no existe absolutamente nada con un valor superior a la vida. Un préstamo rápido es ideal para cubrir cualquier gasto relativo a salud, especialmente si se trata de un imprevisto o de un asunto delicado.
  • Arreglos del hogar: toda casa presenta averías de vez en cuando. En muchas ocasiones, este tipo de gastos pueden ser superiores a nuestros presupuestos del mes. En este tipo de situaciones, un crédito online es una de las mejores soluciones.
  • Averías de equipos electrónicos o del automóvil: tanto el transporte, como la tecnología, son herramientas esenciales para nuestra vida laboral. Si estos medios son esenciales para tu trabajo, no vaciles en solicitar un microcrédito para cubrir las reparaciones que sean necesarias y así no pierdas este medio tan preciado para ti.

¿Qué Tipos De Préstamos Rápidos Online Existen?

préstamos onlineCada día, el mercado financiero de los créditos online crece más y más. Por supuesto, esto ha hecho que exista una amplia gama de servicios ofrecidos por parte de las entidades financieras a una población que cada vez requiere más dinero a crédito, pero menos limitaciones por parte de las entidades bancarias tradicionales. Como respuesta a este gran fenómeno económico y cultural que son los préstamos online, existe en la actualidad una gran variedad de préstamos rápidos en línea, cada uno de estos está hecho a la medida de las necesidades de diferentes sectores de la población, estos son los siguientes:

  • El préstamos sin requisitos: como lo da a entender su nombre, es un método de solicitud de crédito que es extremadamente sencillo de solicitar, ya que está diseñado para omitir todo clase de papeleo, en contraste con los préstamos de las entidades bancarias tradicionales. Para estos préstamos online, solo es necesario ser mayor de edad y tener un DNI.
  • Préstamos sin recibo de sueldo: es un tipo de crédito que no requiere un aval por parte del prestatario que demuestre que posee un empleo estable. Esta clase de préstamo es ideal para personas que trabajen en negro, que no posean contrato o sean freelancers por medio de trabajo en línea. Al igual que los demás préstamos rápidos online, las tasas de interés al solicitar estos créditos es muy alta pues la entidad financiera está arriesgando mucho al no tener una prueba de los ingresos que posee el prestatario. De esta manera, la entidad tiene una garantía económica que justifique el riesgo de esta transacción.
  • Los préstamos sin intereses: estos son créditos que proponen las entidades financieras como método para competir en el creciente mercado de los créditos online, en este tipo de préstamo, no se cobran intereses sobre el monto solicitado por el prestatario. Por supuesto, esto no implica que estos son gratuitos, pues la entidad financiera puede cobrar comisiones y otros gastos por esta transacción, además de una suma elevada de dinero si el prestatario no cumple con la fecha de pago de la deuda. Este tipo de préstamo, a diferencia de otros préstamos online, requiere una tramitación semejante a los préstamos tradicionales pues, de lo contrario, serían inversiones demasiado arriesgadas para las entidades financieras.
  • Préstamos de día de pago: estos son préstamos online que funcionan como adelantes de efectivo. Al igual que la mayoría de los créditos online, el plazo para pagar es muy corto. Ahora bien, en estos préstamos el plazo es significativamente más corto, pues al ser de día de pago, tienden a implicar que se pagan en un día. Por esta razón, estos préstamos solo se recomiendan a en casos de emergencias a personas con buenos ingresos.
  • Préstamos personales en línea: a diferencia de los otros préstamos online, los préstamos personales en línea no poseen tasas de interés elevadas. Además, los montos a solicitar pueden ser mucho más elevado y sí están pensados para empresarios e inversores que deseen pagar en cómodas cuotas el préstamo solicitado a la entidad financiera. De todos los tipos de créditos online mencionados, este es el único que no debe pagarse en un plazo extremadamente corto.

¿Para Qué Tipo De Persona Son Mejores Los Préstamos Rápidos?

Los préstamos rápidos son ideales para personas cuyos ingresos sean estables, pero que de vez en cuando tengan imprevistos que estén por encima de sus presupuestos mensuales habituales. Por el contrario, los microcréditos no son recomendables para emprendedores que busquen hacer inversiones de alto riesgo, pues estos créditos online deben ser pagados en muy poco tiempo a las entidades financieras y las inversiones pueden comprometer el pago de ese capital. En general, estos préstamos online solo se recomiendan a personas que tengan la posibilidad de pagar sumas pequeñas o intermedias de dinero en un plazo realmente corto de tiempo.

¿Cuáles Son Las Condiciones Para Solicitar Un Préstamo Rápido?

Las condiciones para solicitar préstamos rápidos varían dependiendo de la entidad financiera. A pesar de esto, lo más común es que se solicite la mayoría de edad y un documento de identificación válido. Ya que estos créditos están diseñados para no involucrar una gran cantidad de papeleo, no suelen requerir una gran cantidad de documentos por parte de la entidad financiera que provee los microcréditos.

¿Cuáles Son Las Condiciones De Pago Y Las Tasas De Intereses De Un Préstamo Rápido?

Al igual que las condiciones para la solicitud de los préstamos rápidos, las tasas de intereses y las condiciones de pago de los créditos online dependen de la entidad financiera que los tramita. Sin embargo, el lapso de tiempo para que el prestatario pague la deuda a la entidad financiera suele ser de un mes. Del mismo modo, las tasas de intereses, las comisiones y los costos de tramitación de estos préstamos tienden a ser más elevados que las de un préstamo tradicional, debido a la velocidad que estas requieren por parte de la entidad financiera que las tramitan.